Visitamos Menudos corazones

0
84

Menudos Corazones es una de esas fundaciones que, nunca mejor dicho, nos ha robado el corazón. Su trabajo está especializado en el tratamiento de niños con cardiopatías congénitas, realizando un seguimiento general del niño: apoyo a los especialistas médicos, fomento del tiempo de ocio… Pero también a sus padres, por medio de horas de respiro familiar y viviendas en las que poder instalarse durante el período de tratamiento de sus hijos. Y es aquí donde CESCE entra en escena:

En el marco de nuestra política de RSC y a propuesta de nuestra compañera Rosario, CESCE apoya la financiación de uno de esos pisos destinados a albergar a familias procedentes de fuera de la Comunidad de Madrid. Se trata de un piso situado frente al Hospital Gregorio Marañón Infantil en el que las familias de los niños ingresados o en espera de un trasplante pueden vivir mientras permanezcan en Madrid. Este tipo de vivienda facilita que los padres puedan estar cerca de sus hijos y se sientan más arropados en una ciudad que no es la suya y en la que las distancias son demasiado grandes.

Para conocer nuestra aportación, el pasado 19 de diciembre un grupo de voluntarias fueron las protagonistas de un «tour» por las diferentes instalaciones de la fundación en las que pudieron conocer de primera mano algunos casos de familias que se benefician de la ayuda de la fundación y el apoyo de Menudos Corazones en el hospital. Visitaron uno de los pisos perfectamente equipados de la fundación, ocupado actualmente por dos familias con niños en espera de trasplante, y también la sala de ocio que Menudos Corazones tiene en el Hospital Gregorio Marañón en la que a los niños les encanta estar. Según nos contaron, cuando va una enfermera y no encuentra al niño en su habitación, ya sabe que tiene que venir a la sala porque se ha fugado para ponerse a jugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here